Las causas originales del sufrimiento humano

No es lo mismo dolor que sufrimiento.

A menudo confundimos estos estados. Es tan natural, que se produce en nuestra parte psico-físico ante situaciones de muy diverso calado en nuestro día a día. Es aconsejable no evitarlo en la medida de nuestras posibilidades. Más adelante os lo explicaré.

Sin embargo, el sufrimiento se puede evitar, es elegible. El sufrimiento aparece cuando nuestra mente no acepta el dolor, pues recoge todas las informaciones que hemos recibido en nuestra vida bloqueando el proceso natural de los hechos que acontecen en ella. Podríamos confirmar lo que dijo buda 500 años antes de nuestra era “el dolor es inevitable y el sufrimiento es opcional”.

Por ejemplo, la rotura de una pierna causa dolor y eso hace que desencadenemos incertidumbres . Ahora bien, si empezamos a lamentar nuestra suerte, la mente creará un diálogo con nosotros – ¡qué mala suerte, ahora no podré ir a trabajar! y si no voy a trabajar no obtendré dinero suficiente para pagar la hipoteca y podría perder la casa ¿Dónde viviré? -. Esta incertidumbre causa sufrimiento como ansiedad, tristeza, rabia… Solemos elegir sufrir mucho por evitar el dolor.

CAUSA I

Ignorar el olvido de nuestra verdadera naturaleza esencial y eterna, todo lo que somos como Ser.

Nos autodenominamos acertadamente ser humano. Como humanos somos duales, temporales y cambiantes sujeto a la evolución. Tenemos un cuerpo físico y sensorial, que nos sirve para vivir experiencias que cambian constantemente: dolor, placer, frio, calor…

También tenemos un cuerpo energético y vital que nos proporciona energía, que varía permanentemente, como el estar algunas veces pletóricos o decaídos. También tenemos un cuerpo emocional y sentimental. Es cambiante y dual. A veces estamos tristes o contentos; deprimidos o entusiasmados. Y por último, tenemos un cuerpo mental, con sus ideas y pensamientos.

Se han hecho estudios que dicen que solemos tener una media de 50 mil pensamientos al día.

Como Seres somos eternos, amor, consciencia, sabiduría, paz, voluntad, verdad. En su conjunto nos brota felicidad, ya que estos atributos corresponden a lo que sí somos. Se encuentran en el interior de todos nosotros. Todo esto se nos ha olvidado. Debemos recordarlo.

Sufrimos una especie de amnesia colectiva que nos ha llevado a identificarnos con aspectos humanos. Somos seres espirituales que estamos viviendo la experiencia humana y no al contrario.

Hoy en día la ciencia ha descubierto que la materia está llena de vacío y que este vibra, y es esta vibración la que da forma a la apariencia de la materia. También dice que si concentramos toda la materia (huesos, órganos, sangre…) de los casi 8 mil millones de humanos que vivimos, todo esto estaría “comprimido en un terrón de azúcar”.

Estos atributos que llevamos como seres, están latentes en nuestro interior, de la misma forma que el Sol está permanentemente brillando sin extinguirse y, que solo, aparentemente deja de brillar para nosotros cuando las nubes, el estado meteorológico y la noche lo obstaculizan. Estos impedimentos están en nuestra mente, en nuestra forma de ver , de entender y de vivir la vida.

CONTINUARÁ…

Publicado por joan java

Astrólogo. Profesor de Astrología Psicológica. Con 30 años formando e interpretando Cartas Astrales.

A %d blogueros les gusta esto: